· Guía para elegir una minipiscina :: Kinedo
Skip to main content
Solicita más información sin compromiso

Historia y beneficios de las bañeras de hidromasaje


La primera bañera de hidromasaje, para ser usada en casa, se fabricó en 1968 y desde entonces el mercado de las bañeras de hidromasaje no ha dejado de renovarse e innovar para ofrecer los mejores productos a los usuarios.

Son muchos los beneficios que nuestra salud puede obtener del hidromasaje, tanto a nivel físico como mental.
Algunos de estos beneficios de los que nos podemos aprovechar son:

  • Ayuda a eliminar el estrés y calmar la ansiedad. Por lo que también ayuda a conciliar el sueño.
  • Es relajante muscular y tiene beneficios para las articulaciones por lo que es ideal para mejorar la flexibilidad de las articulaciones y fortalecer los músculos, así como muy aconsejable en casos de fracturas y lesiones musculares.
  • Favorece y activa la circulación sanguínea.
  • Facilita la eliminación de toxinas como resultado de la apertura de los poros de la piel que produce estar en agua caliente.
  • La presión de los chorros de agua nos puede ayudar a combatir la celulitis.
  • Ayuda a la regeneración de la piel, cicatrizando heridas y dandole elasticidad.
  • Alivian los dolores de cabeza, las úlceras de estómago y los dolores crónicos.

Para que los beneficios del hidromasaje se produzcan debemos tomar dos o tres baños por semana y de una duración de 15 ó 20 minutos, y debemos tener en cuenta:

  • Situarnos cómodamente dentro de la bañera sumergiendo el cuerpo todo lo que se pueda.
  • Vigilar la temperatura del agua (debe estar entre 35 y 37º C.). Si usamos agua muy caliente debemos acortar la duración del baño.
  • Se deben regular la intensidad y la posición de los chorros de agua.
  • Aunque cada persona es diferente, de media, no debemos estar en el baño más de 20 minutos.
  • En caso de embarazo no es aconsejable la activación de los chorros de hidromasaje.
  • En caso de estar muy cansados o bajo los efectos de algún medicamento, NO debemos hacer uso del hidromasaje dado que podríamos sufrir un desmayo.
  • Si se tienen problemas cardíacos o de hipertensión consultar con el especialista la conveniencia o no de usar los baños de hidromasaje.
  • Muy a tener en cuenta que el sistema de masaje no debe activarse hasta que no haya suficiente cantidad de agua.

Si añadimos al agua del baño aceites con esencias y sales minerales aumentaremos los beneficios del hidromasaje.