:: Todo sobre los beneficios de la ducha fría :: Noticias :: Kinedo
Skip to main content
Beneficios ducha fría para la salud

Todo sobre los beneficios de la ducha fría


Todo el mundo disfruta del placer de una ducha de agua caliente o agua tíbia cuando surge la necesidad. Pero ducharnos con agua fría también ofrece verdaderos beneficios para nuestro cuerpo, ¡descúbrelos y déjese tentar! Estas son nuestras recomendaciones para una ducha fría.

Los beneficios de la ducha fría


Mejor circulación de la sangre

Tomar una ducha fría es muy beneficioso para la circulación sanguínea. El frío que se transmite desde la piel a los vasos y capilares sanguíneos, tiene el efecto de contraerlos y acelerar y así activar la circulación de la sangre.

Así, el cuerpo y sus órganos están mejor irrigados y reciben mejor el oxígeno y los nutrientes que transportan los vasos sanguíneos y que son necesarios para su buen funcionamiento.

Esta circulación sanguínea estimulada por una ducha fría mejora el bienestar de las personas que sufren de piernas cansadas y varices causadas por un mal retorno venoso.

Un sistema inmunitario reforzado

Los beneficios de una ducha fría se sienten en todo el sistema inmunológico. Para combatir el frío de la ducha, que nuestro cuerpo ve inicialmente como una agresión externa, el organismo aumenta su producción de linfocitos T. 

Estos glóbulos blancos, presentes en la sangre, tienen la misión de ayudarnos a defendernos de las agresiones externas, especialmente de las infecciones causadas por virus.

Un efecto antifatiga y antidolor

El frío es un factor natural para la recuperación después del ejercicio y para aliviar el dolor. ¿Quién no ha sentido alguna vez el efecto beneficioso del agua fría sobre un chichón o un moratón?

La exposición al frío que consigues con la ducha fría permite a los deportistas descansar las fibras musculares dañadas después del entrenamiento: es una práctica conocida como crioterapia.

Un efecto antiestrés y antidepresivo

La ciencia ha demostrado que los beneficios de una ducha fría actúan sobre el estado de ánimo.

Unos minutos bajo el agua helada son suficientes para crear un impulso eléctrico en el cerebro que contrarresta la depresión. Se segregan endorfinas, y el efecto antiestrés de estas hormonas proporciona una sensación de bienestar.

Para aprovechar al máximo los beneficios relajantes de una ducha fría, Kinedo ha diseñado Evoclass, una cabina de ducha de hidromasaje que proporciona un masaje tonificante y relajante para un delicioso momento de relajación.

Dormir mejor

A la hora de conciliar el sueño, el cuerpo humano tiene que bajar ligeramente su temperatura interna para poder dormirse. Todos conocemos esa dolorosa sensación de no poder conciliar el sueño en una noche calurosa.

Una ducha fría tomada por la noche antes de acostarse ayuda a que el cuerpo baje su temperatura y, por lo tanto, favorece naturalmente el sueño. Un resultado reforzado por las virtudes desestresantes de una ducha fría.

Tenga en cuenta que una ducha caliente tendrá el efecto contrario de ayudar a calentar el cuerpo, lo que la hace más legítima por la mañana, durante el proceso de despertar.

La belleza de la piel y el cabello

Por último, mencionemos los beneficios de la ducha fría para la piel y el cabello. La piel sufre una reacción refleja al frío y tensa sus poros (la piel de gallina es uno de los signos visibles de ello).

Este fenómeno hace que la piel sea más firme y suave. El pelo está formado por escamas que también se tensan con el agua fría de la ducha. El resultado es un cabello más liso y brillante.

Beneficios de una ducha fria

¿Cómo tomar una ducha fría?


Ahora está convencido de los beneficios de una ducha fría, pero ¿cómo hacerlo?

¿Qué temperatura para una ducha fría?

¿Qué es una ducha fría? Se calcula que la temperatura del agua para lo que la mayoría de la gente considera una ducha caliente está en torno a los 40°C.

Para la llamada ducha fría, el agua no está más caliente que 20°C o incluso 15°C, e incluso menos para los más resistentes, pero tenga cuidado de no someter a su cuerpo a un choque demasiado violento: se aconseja precaución, sobre todo si sufre una patología como problemas cardíacos.

¿Qué pasos dar en este tipo de ducha?

Por último, mencionemos los beneficios de la ducha fría para la piel y el cabello. La piel sufre una reacción refleja al frío y tensa sus poros (la piel de gallina es uno de los signos visibles de ello).

Este fenómeno hace que la piel sea más firme y suave. El pelo está formado por escamas que también se tensan con el agua fría de la ducha. El resultado es un cabello más liso y brillante.

¿Qué pasos dar en este tipo de ducha?

Lo más seguro es proceder por etapas: primero aplicar el chorro de agua fría en las partes del cuerpo más alejadas del corazón (pies y piernas) y luego ir subiendo gradualmente hasta el pecho. Así regulamos la temperatura corporal.

También puedes empezar con una ducha caliente e ir bajando la temperatura gradualmente.

¿Cuánto tiempo y con qué frecuencia tomar una ducha fría?

Los efectos beneficiosos de una ducha fría se sienten después de 2 o 3 minutos. Si el agua está muy fría, no es aconsejable permanecer bajo la ducha más de diez minutos. El enrojecimiento de la piel es un signo suficientemente visible del efecto deseado.

En cuanto a la frecuencia, como con cualquier práctica beneficiosa para el cuerpo, la regularidad es la clave del éxito.

La ducha fría no debe abandonarse ni siquiera en invierno, ya que refuerza el sistema inmuneen esta época del año, en la que los virus son más propensos a circular.

Sólo queda desearle buena suerte y una buena ducha... ¡fría, por supuesto!